Restauración

4 marzo, 2015

Sana tus viejas heridas

Tuve un padre maravilloso (escribe José Luis). Conservo recuerdos preciosos de él. Ha sido un ejemplo para mí. Fue un papá cariñoso, cercano y proveedor. Siempre tenía tiempo para jugar conmigo y me llevaba a pasear todos los fines de semana. Me orientaba a tomar buenas decisiones y me ayudaba con las tareas del colegio. Estuvo presente, incluso, cuando cursaba mis estudios universitarios. Cada vez que me encerraba en mi habitación para estudiar, él me acompañaba cebándome algunos riquísimos matecitos. Estos pequeños gestos han quedado grabados para siempre en mi memoria. Quizás tu experiencia haya sido muy diferente. Probablemente tuviste un padre odioso, abusivo, mezquino y ausente. Quizás creciste en medio de una atmósfera de insultos y peleas y nunca […]
4 marzo, 2015

Libres de la culpa

Sucedió anoche, en Paraguay. De todas las personas que concurrieron, y fueron muchas, él fue el primero en acercarse después de nuestra conferencia. Venció los mandatos culturales, atravesó la barrera de la vergüenza y decidió hablar. “Soy pastor, esposo y padre de una preciosa nena. Nunca le conté a nadie lo que voy a confesar. Ni siquiera mi esposa lo sabe. Fui iniciado en el mundo del sexo cuando era apenas un niño. Una vecina me llevó por juegos sexuales que despertaron precozmente en mi algo que no puedo explicar. Después de eso abusé repetidas veces de una niña del barrio en el que vivíamos. La nena habló, me denunciaron y yo negué todo. Era un niño. Ahora que soy […]
4 marzo, 2015

Ámate a ti mismo

Algunas personas no están contentas consigo mismas y desearían ser otra persona. ¿Cómo te ves? ¿Cómo te sientes? ¿Estás contento/a con lo que eres? ¿Has intentado ser alguien diferente? ¿Vives comparándote? ¿La imagen que tienes de ti mismo está de acuerdo con lo que Dios dice acerca de ti? Oscar Wilde expresó: “Sé tú mismo, porque todos los demás puestos ya están ocupados”. Si intentamos ser otra persona estamos condenados a sentirnos frustrados, porque estamos intentando lo imposible. Aunque otros puedan ser un ejemplo para nosotros, nunca han de ser nuestra norma. Dios espera que tú seas un original, no la imitación de alguien que anda por ahí. Si quieres disfrutar verdaderamente de la vida tienes que aprender a ser […]