Matrimonios

4 agosto, 2014

Pasiones peligrosas

Meterse en la cama con una persona que no es el cónyuge es una decisión cuyas consecuencias nadie quiere afrontar. David podría darnos cátedra sobre este tema. Aunque tenía un harén de mujeres, se obsesionó con una llamada Betsabé, esposa de otro hombre y tuvo relaciones sexuales con ella. Dios lo amonestó por el pecado y sentenció: “No se apartará jamás de tu casa la espada”, 2º Samuel 12:10.
4 agosto, 2014

Infidelidad emocional

¿Se puede ser infiel sin contacto físico? ¿Es posible engañar al cónyuge sin intimidad sexual? Jesús dejó bien en claro que no es necesario que el adulterio involucre los genitales: “Yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón”, Mateo 5:28 (NVI).
4 agosto, 2014

Frases matadoras

Nada, excepto la infidelidad, destruye tantos matrimonios como el maltrato verbal. “La lengua es la única herramienta que se afila con el uso constante”, Washington Irving. Salomón lo dijo así: “El que habla sin pensar hiere como un cuchillo, pero el que habla sabiamente sabe sanar la herida”, Proverbios 12:18 (TLA).
4 agosto, 2014

Sexo: de lo bueno a lo grandioso

El buen sexo comienza mucho antes de cerrar la puerta del dormitorio. La intimidad sexual satisfactoria necesita del soporte de una buena calidad matrimonial. Las peleas continuas, los conflictos sin resolver, los enojos encubiertos y las luchas de poder son causas comunes de disfunciones sexuales, especialmente en la mujer.
25 julio, 2014

Lo primero en primer lugar

El matrimonio no demanda perfección, pero sí dependencia del Señor. En Mateo 7:24-27 Jesús enseña que el éxito en la edificación está en el cimiento. ¿Edificas tu matrimonio sobre la roca eterna que es Cristo? Dios ha establecido un orden de prioridades. Primero Dios, luego la familia y, finalmente, el ministerio y el trabajo. Alterar este orden es atentar contra el diseño de Dios y prepararse para fracasar.
25 julio, 2014

De regreso a casa

Vicentino fue un padre ejemplar. Consagró su vida en la adolescencia y sirvió a Dios con perseverancia y profunda devoción. Se casó y tuvo dos hijos, a los que crió con la esperanza de que también sirvieran al Señor; sin embargo, pasó noches enteras velando y orando mientras ellos deambulaban de boliche en boliche. Su insistente clamor tuvo recompensa. Antes de que sus ojos se cerraran para siempre pudo ver a toda su familia entregada a Jesús. Sus hijos fueron pródigos que “volvieron a casa” en el tiempo indicado por el Señor. Ellos, con lágrimas en sus ojos, dijeron: “las oraciones de papá, el amor incondicional que nos mostró, su inagotable esperanza y fidelidad en Dios, hicieron que nosotros regresemos […]
25 julio, 2014

¿Por siempre cenicienta?

¿Puede una mujer desempeñar bien el papel de esposa y madre al mismo tiempo? A primera vista parece razonable que dedique a los hijos las energías, el tiempo, la atención, el amor y el afecto. ¿No son los hijos totalmente dependientes de su madre para alimentación, cuidado, protección y crianza? ¿No es egoísta por parte del esposo, quejarse de que se siente “ignorado” y “olvidado”?
25 julio, 2014

El guardián de los recuerdos

“Y ahora, Dios le dice a su pueblo: – No recuerden ni piensen más en las cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto y haré brotar ríos en la tierra seca”, Isaías 43:18-19 (TLA). Sufrimos y hacemos sufrir a las personas más queridas a causa de los problemas y recuerdos del pasado que han sido enterrados a medias.