Jóvenes y Adolescentes

11 agosto, 2014

¡Me quiero casar! ¿Me quiero casar?

El amor no es un juego de lotería ni un golpe de suerte; es un descubrimiento y una elección. Encontrar el amor de tu vida podría llevar tiempo, y eso es precisamente lo que la gente, especialmente las chicas, quisieran evitar. Las presiones familiares y sociales podrían llevarte a tomar una decisión equivocada. La impaciencia es tu peor enemigo. No te dejes traicionar por la urgencia y las necesidades afectivas. Que se presente un candidato, no quiere decir que sea el indicado. Lo primero no siempre es lo mejor.
11 agosto, 2014

Pornografía.

María Elena se puso de novia con un pastor soltero. En los primeros meses de la relación, todo era muy romántico y espiritual. Con el paso del tiempo, él le confesó que no era virgen, pero no quiso decir más. Ese episodio quedó como una confesión motivada por el crecimiento del amor y el anhelo de tener una relación agradable a Dios.
11 agosto, 2014

¿Puede existir yugo desigual entre creyentes?

Amós 3:3 dice: “Cómo andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo”. No sólo es importante confesar la misma fe, sino tener proyectos de vida similares. Si él tiene un profundo llamado misionero a la India y ha comenzado a prepararse para ir a ese lugar, pero se casa con una chica creyente que, aunque está enamorada de él, por nada del mundo lo acompañaría en semejante empresa, surgirán problemas inevitablemente.
11 agosto, 2014

Santidad y sexualidad.

Hugh Hefner, fundador del imperio Playboy, recuerda que fue criado en un ambiente en el que el sexo sólo era concebido para la procreación y el resto constituía un pecado.
5 agosto, 2014

Cómo hacer para dejar la masturbación

La Biblia no dice nada acerca de la masturbación. Ya que la Biblia no prohíbe expresamente la masturbación, la pregunta correcta no sería: ¿es pecado masturbarse? sino regirnos por otro principio bíblico contenido en el Nuevo Testamento: ¿me conviene? Pablo escribe: “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica”. 1ª Corintios 10:23. Ya que hemos sido llamados a libertad y todo nos es lícito, nuestra pregunta no debería ser: ¿qué hay de malo en masturbarse? Si no, ¿me conviene? ¿Me hace bien este hábito? ¿Me edifica? ¿Es lo mejor para mí? Hemos sido llamados no solamente a distinguir lo bueno de lo malo, sino lo bueno de lo mejor. Como cristianos comprometidos […]
5 agosto, 2014

Cómo vencer la tentación sexual

El diablo usa la sexualidad como una de sus armas más poderosas. Él quiere hacer que los puros se sientan impuros, con la esperanza de que también actúen de manera impura. Beth Moore dice: “Satanás desea socavar la obra santificadora de Cristo y sabe que todo cristiano ha sido ‘apartado’ de lo inmundo para ser limpio y de lo profano para ser santo. También sabe que cuando los cristianos actúan como la gente santa que son, Dios obra maravillas en medio de ellos (Josué 3:5). Sin pureza no hay poder. Con pureza, el poder no tiene límites. Satanás es loco, pero no tonto”.
5 agosto, 2014

Elegir bien con quién casarse

El matrimonio no es un reformatorio. Uno no se casa para corregir al otro. Si alguien abriga la esperanza de que su pareja deje de beber, drogarse o de golpear y agredir por el hecho de que se case, está en un problema muy serio. Por regla general, lo malo tiende a acrecentarse después de la ceremonia.
5 agosto, 2014

La virginidad

Se define como virgen a la persona que nunca ha tenido relaciones sexuales, ni orales, vaginales o anales. Esta definición es aplicable tanto para varones, como para mujeres.
5 agosto, 2014

Los riesgos de la pornografía

La pornografía es la actividad más rentada en el mundo después del armamentismo y el narcotráfico. Por tal razón, los negociantes del sexo intentan que sea bien vista y tratan de mojigatos a quienes la desestiman. Coincidimos con Frank Pavesa cuando dice: “El contenido ideológico de la pornografía no viene a ser otro que convertir en fuente de placer la horrible explotación del hombre por el hombre, del fuerte sobre el débil…”. Se dice que el siglo XXI será conocido como el del tráfico humano. La premisa al respecto es que, la cocaína o las armas se pueden vender sólo una vez, pero una persona en el mercado del sexo o de la explotación puede venderse una y otra vez. […]