Boletines

25 Abril, 2016

Nº40 // Las mentiras más comunes de la pornografía II

A continuación algunas mentiras de la pornografía: A las mujeres les gusta el sexo fuerte. Mentira. Las películas pornográficas presentan a las mujeres como objetos que desean ser penetradas, tratadas con rudeza, sometidas y dominadas. Esta es una peligrosa mentira. No sólo las mujeres sino la inmensa mayoría de los hombres no comparten la idea de violencia en el acto sexual. La relación podrá ser más fogosa e intensa algunas veces, pero nunca violenta. La pornografía intenta naturalizar la violencia hacia la mujer.
28 Marzo, 2016

Nº39 // Las mentiras más comunes de la pornografía

Los límites morales se están corriendo cada vez más hacia un mundo de sensualidad y erotismo que no respeta edad ni desarrollo y que, por supuesto, no se preocupa de las consecuencias sociales que pueda generar. A continuación, algunas mentiras de la industria pornográfica y sus nefastas consecuencias:
28 Marzo, 2016

Nº 38 // Locos por el sexo virtual

Las relaciones ilícitas nacidas a través de la red constituyen un nuevo desafío para la iglesia. La cantidad de personas presas de la pornografía es alarmante.
1 Febrero, 2016

Nº37 // Internet y sexo

Internet se ha convertido en el paraíso del sexo. Los datos hablan por sí solos: – Cada segundo más de 3 millones de personas pasan por un sitio pornográfico. – Cada 39 minutos se crea un nuevo video pornográfico sólo en los Estados Unidos. – La industria pornográfica produce más ganancias que todas las compañías de las nuevas tecnologías juntas (Microsoft, Google, Amazon, Yahoo y Apple).
13 Enero, 2016

Nº36 // El mundo secreto de la pornografía

He aquí algunas características: 1. La pornografía reduce a sus protagonistas a meros objetos para el placer. No hay espacio para el amor, el apego, el respeto o cualquier consideración personal porque justamente la pornografía vende sexo despersonalizado. Los actores separan la práctica sexual de la vida afectiva.
27 Diciembre, 2015

Nº35 // La dieta de los ojos

“Tu ojo es una lámpara que da luz a tu cuerpo…”, Lucas 11:34-36 (NTV). El ojo es como la boca, tendrá apetito de aquello con que suele alimentarse. Por ejemplo, si dejas que tus ojos se saturen de pornografía verás que cuanto más miras, más deseas; y cuánto más deseas, mayor será la probabilidad de que tengas algún tipo de práctica sexual. ¿Quién se tomaría un vaso de agua sabiendo que tiene unas gotas de veneno? Nadie en su lucidez mental lo acercaría a su boca para ingerirlo por el hecho de que lo podría enfermar. Lo mismo sucede con nuestra mente. Nuestra mente es como una esponja, absorbe todo lo que se le acerca. Lo que entra en la […]
10 Diciembre, 2015

Nº34 // Después de la infidelidad

Se ha dicho, y con razón, que la muerte de la pareja es menos dolorosa que la traición de ésta. La infidelidad es como un huracán que destroza todo a su paso. Destruye relaciones, fragmenta familias y arruina futuros. Los idilios más prometedores, las pasiones más fuertes y las emociones más vibrantes en manos del amante quedan regados por personas lisiadas y futuros arruinados. Los patrimonios más estables se evaporan y las familias más firmes se dividen. No hay nada que una infidelidad no destruya. 
19 Noviembre, 2015

Nº33 // Cuando el amor no es suficiente III

El amor por sí solo no podrá mantener en pie tu relación de pareja. Necesitas algo más. La tentación llega cuando uno menos la espera. Si quieres ganar la batalla de la integridad sexual:
6 Noviembre, 2015

Nº32 // Cuando el amor no es suficiente II

Cuando el amor nace, la llama de la pasión explota; pero esa pasión romántica vivida en los primeros tiempos de la relación necesita ser avivada permanentemente pues tiende a debilitarse con el paso del tiempo.
21 Octubre, 2015

Nº31 // Cuando el amor no es suficiente

La promesa hecha en el altar: “Hasta que la muerte nos separe” no nos hace inmune frente a la tentación sexual, tampoco el amor, los años de matrimonio o las experiencias de vida. Sin amor es muy difícil serle fiel al cónyuge, pero el amor por sí solo no garantiza inmunidad frente a la infidelidad. ¿Por qué las personas creen que al casarse ya no tendrán tentaciones sexuales? ¿Por qué piensan que sus sentimientos amorosos hacia su pareja los detendrán de un amor prohibido?