¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual es la atracción erótica que surge hacia otra persona.

Respecto de la orientación sexual y la homosexualidad, debemos distinguir la atracción u orientación sexual de lo que es el comportamiento homosexual.

La orientación sexual es el sentimiento. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en la conducta.

Una cosa es sentirse atraído eróticamente hacia personas del mismo sexo y otra muy diferente, acostarse con esa persona. Lo que la Biblia condena es la práctica o la actividad homosexual, no la orientación homosexual.

Nadie ha podido explicar satisfactoriamente por qué una persona tiene determinada orientación sexual. Probablemente existan muchas razones y las mismas difieran para cada persona.

La orientación sexual simplemente surge. Generalmente, se toma conciencia de la misma en la adolescencia, con o sin experiencia sexual previa. Ahora surge un interrogante, ¿por qué no puede surgir? Cuántas veces la mente piensa cosas que incomodan, desagradan o inquietan. ¿Quién puede decir que nunca tuvo algún pensamiento de este tipo? El problema no es si surge, sino que se hace con lo que viene a la mente. Ahí está el quid de la cuestión.

Cada persona es libre de elegir para llevar a cabo o no los actos que siente. Nos preocupa que se intente enrolar hacia una vida homosexual a toda persona que siente quizás una leve atracción o una atracción pasajera. Esto es un avasallamiento a la libertad personal ejercido por los grupos que proclaman el “orgullo gay”.

Si esa persona ha aceptado a Cristo en su corazón y permite que el Espíritu Santo la guíe buscará vivir la sexualidad en santidad y conforme a los mandatos bíblicos.