¿Puede doler una relación sexual? Si es así, ¿por qué?

¿Puede doler una relación sexual? Si es así, ¿por qué?

Al dolor asociado a la relación sexual se lo conoce con el nombre de dispareunia. Puede sufrirlo tanto el hombre como la mujer y, generalmente, se presenta en la zona de la pelvis o en los órganos genitales. Las causas pueden ser muchas.
En la mujer: lubricación inadecuada por estimulación insuficiente. Sequedad vaginal en la menopausia. Relaciones sexuales poco tiempo después de una cirugía o parto (es conveniente esperar seis semanas después del parto para reanudar la intimidad conyugal). Irritación de los genitales por jabones, perfumes, etc. Alergias al látex de diafragmas o condones. Endometriosis. Hemorroides. Herpes genital. Infecciones. El dolor puede presentarse durante o después de la relación sexual.

En el hombre: fimosis (dificultad para rebatir la piel del prepucio con dolor en la erección). Frenillo corto, (cuadro similar al anterior). Inflamaciones de la uretra. Prostatitis, (inflamación de la próstata). Induración plástica del pene (enfermedad de La Peyronie), etc. Alergia al látex. Herpes. Infecciones genitales, etc. El dolor puede presentarse con la erección, la penetración, el orgasmo o la eyaculación, según la causa.71