Curiosidades

• ¿Condones para niños?

Parece un chiste, pero no lo es. Suiza anunció que sacará al mercado condones más pequeños para niños de alrededor de 12 años. Se llamarán Hostshot. Un estudio encuestó a niños entre 12 y 14 años, develando que muchos se inician sexualmente a esa edad. La tercera parte de los encuestados manifestó que los preservativos eran demasiado grandes, por ello van a fabricarlos más pequeños. Los educadores utilizarán esos condones para informar a los niños sobre la importancia de utilizar el tamaño correcto. Lo llamativo del caso es que en Suiza, la edad de consentimiento para tener relaciones sexuales, es de 16 años. ¡Qué incongruencia! ¡Vaya curiosidad!

• ¿Penes gigantes en procesión?

Japón es un país extremadamente conservador en cuanto a la moral sexual. Lo erótico se limita a la intimidad y al ámbito estrictamente privado.

Sin embargo, con la llegada de cada primavera, se celebra Kanamara Matsuri, un festival que convoca a toda la familia, en la ciudad de Kawasaki. La fiesta consiste en la procesión de un pene metálico de grandes dimensiones que es transportado con la ayuda de decenas de personas. En lugar de un santo o una virgen, como sería en el mundo occidental, se pasea un pene gigante. El origen de esta celebración se remonta a una leyenda en la que una muchacha estaba poseída por un demonio que se alojaba en su vagina y que fue responsable de la castración de sus dos maridos en la noche de bodas. Un herrero, para librar a esa pobre muchacha de tal designio, construyó un pene metálico para dejar sin dientes al demonio. El remedio de aquel herrero fue tan efectivo que terminó casándose con esa doncella. Y, desde aquel momento, se venera el pene, símbolo de amor y liberación. Familias completas acuden a la celebración, incluso muchos empresarios asisten a la procesión con la esperanza de experimentar liberación financiera. ¿No te gustaría concurrir el año que viene?

Hablar de sexo en el trabajo

Hablar de sexo en el trabajo es moneda corriente. Este comportamiento tan habitual, motivó a la Universidad de Toronto a estudiar sus consecuencias. Después de comparar distintos escenarios laborales, llegó a la conclusión de que los chistes, las insinuaciones, los coqueteos y hasta las discusiones acerca de sexo, disminuyen el sentido de valía personal e, incluso, pueden llevar a la depresión. Por lo que se sugiere que, tanto jefes como empleados, dejen el sexo y cualquier insinuación al respecto, fuera del trabajo.

• ¿Qué significa la monogamia serial?

Se entiende por monogamia serial a las relaciones de pareja en las que existe fidelidad, pero que no superan la prueba del tiempo. Es decir, tienen una pareja por un lapso variable de meses o años, pero que luego es reemplazada por otra, luego otra y después otra. Estas personas buscan el amor ideal. No son infieles, pero tampoco perseverantes. Si aparece alguien más interesante, se sienten en libertad de terminar la relación anterior. Todo dura mientras ‘dura el amor’, suelen decir. Se conoce a la monogamia serial como el zapping amoroso. El sociólogo Zygmunt Barman, en su libro Amor líquido, predijo que los vínculos amorosos-afectivos, definidos como parejas para toda la vida, tienden a desaparecer. Uno de cada dos matrimonios termina en divorcio y el porcentaje aumenta cada día.

“Es que el trabajo requerido para que el amor perdure es más grande que el que supone descubrir un nuevo amor. Mantener un vínculo de pareja implica templanza, generosidad y, sobre todo, disponibilidad en cuerpo y alma para el otro. Nuestra sociedad individualista en extremo, no colabora en pro de los vínculos de pareja”, expresó Gaffoglio.
¿Alguna vez te pusiste a pensar en esto? En relación con los seres queridos o afectos familiares nunca se habla de ex-hijos, ex-padres o ex-hermanos, pero si ex-parejas. Todos los otros lazos persisten, pero la pareja, en el contexto actual, parece ser desechable.

• ¿Se pueden mantener relaciones sexuales en el espacio?

Actualmente se investiga la posibilidad de las relaciones sexuales ‘espaciales’. Se intenta determinar cómo sería una experiencia sexual, un embarazo y un parto en el espacio exterior. Los empresarios más visionarios auguran que, en pocos años, habrá turismo espacial para las parejas que deseen una experiencia sexual en la que, de verdad, verán las estrellas.

Feria del divorcio

Es una novedad a nivel mundial. La primera feria se ha realizado en Viena, ciudad elegida por la alta tasa de divorcio: el 66% de los matrimonios termina en ruptura.
La idea surgió de un grupo de profesionales que vieron en esta adversidad la posibilidad de brindar un servicio y cobrar por ello. Abogados, asesores financieros, agentes inmobiliarios, cirujanos plásticos, estilistas y hasta fabricantes de chocolates publicitaron sus productos y servicios en la feria inaugural. Las agencias de turismo armaron un paquete especial, llamado ‘el viaje del olvido’ para aquellas personas que se han divorciado recientemente y sufren los embates de la separación.
Una curiosidad sobresaliente de esta feria fue el plus del ticket de entrada. Con cada una de ellos, se obsequiaba un cupón doble para recibir dos servicios ‘extras’. El primero era para una consulta gratuita con un asesor financiero, a fin de proyectar una economía saludable con lo que haya quedado del divorcio. El segundo cupón era para participar de una ceremonia muy particular: ‘el ritual para dejar partir al ex’ que comenzaba al encender unas velas, símbolo de la vida compartida que, luego de unos minutos de reflexión y remembranzas, eran apagadas al tiempo que se repetían palabras de perdón y olvido. El marco de fondo estaba dado por una suave melodía que invitaba al relax y a la calma. La idea, según los organizadores, es cerrar un circuito de muchos dolores y desencuentros…

La comunicación sin palabras

En la comunicación humana, las palabras tienen muy poco valor; representan sólo el 7% del total del mensaje; mientras que el 93% restante está supeditado al lenguaje corporal, a la entonación, a la resonancia y al tono de la voz.
Según los estudios publicados por Psychological Science, los más proclives a ‘confundir’ los mensajes son los hombres.
La mala interpretación puede llevar a graves problemas, por ejemplo, algunas mujeres han sido víctimas de ataque sexual por potenciales parejas.
Dentro del lenguaje corporal, son dos los elementos que más se malinterpretan. El primero es la mirada; el segundo, la sonrisa. Ambos se utilizan en un abanico muy grande de situaciones. Bajar la mirada, por ejemplo, puede significar cosas muy diferentes, desde vergüenza hasta una insinuación sexual. Algo similar ocurre con las sonrisas. Algunas personas sonríen por ansiedad, timidez o inseguridad; otras expresan hostilidad. Un cúmulo de emociones, desde la alegría hasta el fastidio, permite emplear la sonrisa como medio de expresión; incluso puede usarse como burla.
A estos dos elementos se suma un tercero que completa el cuadro: la proximidad física. El acercarse hacia el interlocutor, puede representar cordialidad y no necesariamente atracción o interés sexual.
La razón por la cual se confunden las señales no verbales es porque muchas veces se interpretan sobre la base de los propios pensamientos. Si quien aproxima la cabeza, sonríe ampliamente y hasta mira fijamente a los ojos, es una mujer de más de cincuenta años, con muchas arrugas y bastantes kilos de más, probablemente se interprete como amabilidad, sin connotación sexual; pero si los mismos gestos provienen de otro envase femenino, con 30 años menos, figura escultural y voz melosa, probablemente se asocie con connotaciones sexuales, simplemente porque así tendemos a pensar.
Vale la pena, a esta altura del relato, ‘pensar en qué pensamos’ cuando nos relacionamos con otras personas. Muchas de las interpretaciones que haremos de las distintas situaciones provienen, en realidad, de nuestros propios pensamientos.