Problemas comunes de las personas que se exceden en el uso de las nuevas tecnologías

Problemas comunes de las personas que se exceden en el uso de las nuevas tecnologías

– Reducción de las horas de sueño por el deseo de continuar en el juego, seguir conectado a la red, hablar un poco más por teléfono, etc. Como consecuencia de esta conducta aparecerá fatiga, disminución de las defensas y deterioro del estado general. Si usted nota alguno de estos síntomas en su hijo o hija y, luego de haber consultado al médico sigue igual, preste atención si acaso no se deriva del poco tiempo dedicado al descanso. Observe, corrobore y limite la exposición en demasía a las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación).

– Disminución del tiempo destinado al estudio, con el consiguiente deterioro del rendimiento académico.

– Retracción social y tendencia al aislamiento. Por preferir las TIC desdeñan el encuentro con amigos y las actividades de los pares.

– Aumento de la agresividad y la ira en caso de reprimenda por el uso excesivo o intento de limitación por parte de los padres.

En definitiva:

1) Si su hijo/a, ya sea niño/a o adolescente sólo está tranquilo cuando juega o está en relación directa con alguna TIC, si la prohibición en la utilización genera irritabilidad e agresividad creciente y, 2) Si su hijo/a deja de ser la persona contenta, cariñosa y dinámica y se convierte en alguien que miente con facilidad la cantidad de horas que pasa en relación con cualquiera de ellas, que justifica su abuso con enojos y desplantes, que intenta sin tregua estar conectado, éstos pueden ser indicios de una adicción a las TIC. No espere a que avance la dependencia, actúe preventivamente.

Cómo ayudar a los hijos que permanecen demasiado tiempo con alguna TIC
Cabe preguntarse frente a un niño/a o adolescente que centra su vida cotidiana en alguna forma de tecnología:

– ¿Es esta la reacción a una crisis en la familia?
– ¿Existe algún malestar que intente mitigar de esta forma?
– ¿Será la expresión de mi falta de compromiso como padre o madre?
– ¿Lo he educado en la utilización del tiempo de modo que sepa aprovecharlo?

Deberíamos, como progenitores tratar de contestar con calma y sinceridad estas preguntas, pues las respuestas a estos interrogantes determinarán el curso básico de las acciones futuras.