¿En cuántos países se permite el casamiento entre personas del mismo sexo?

¿En cuántos países se permite el casamiento entre personas del mismo sexo?

Sólo en diez países se permite el casamiento entre personas del mismo sexo. Holanda fue el primer país del mundo (2001) en reconocer el derecho al ‘matrimonio homosexual’, también llamado ‘matrimonio entre personas del mismo sexo’ o ‘matrimonio igualitario’. Actualmente, los países en los cuales el matrimonio homosexual es legal en todo su territorio son: Holanda (desde 2001). Bélgica (desde 2003). España (desde 2005). Canadá (desde 2005). Sudáfrica (desde 2006). Noruega (desde 2009). Suecia (desde 2009). Portugal (desde 2010). Islandia (desde 2010). Argentina (desde 2010). En EE.UU. sólo es legal en siete jurisdicciones de Estado y, en México, sólo en Distrito Federal.

Más de 70 países persiguen a los homosexuales (la homosexualidad es delito) y ocho condenan a los homosexuales a la muerte: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Mauritania, algunos estados del norte de Nigeria, Somalia, Sudán y Yemen.

La República Argentina permite el matrimonio entre personas del mismo sexo desde el 15 de julio de 2010, a través de la ley 26.618. De esta forma, se convirtió en el primer país de América Latina en reconocer este derecho en todo su territorio nacional. Además, se convirtió en el décimo país a nivel mundial en legalizar este tipo de unión. En Argentina se celebraron 2.697 matrimonios entre personas del mismo sexo en el primer año de vigencia de la ley de matrimonio homosexual.

En aquellos países donde el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal, el porcentaje de matrimonios homosexuales es ínfimo en comparación con el resto de los matrimonios. Por ejemplo, en España, país que legalizó el matrimonio homosexual en julio del año 2005, se celebraron 1.079.623 matrimonios heterosexuales en comparación con 19.643 matrimonios homosexuales (1,8%). Los matrimonios homosexuales jamás han superado el 2% de todos los matrimonios celebrados.

Debido al poco tiempo de vigencia de la ley de matrimonio homosexual en la Argentina, no se cuentan con mayores datos estadísticos. Sin embargo, ya se registra el primer divorcio. Una pareja de mujeres riojanas que se había casado en abril de 2011, se divorció al mes y medio. ¿Cuál fue la causa? La infidelidad. Actualmente una de ellas ya está con su ex; y la otra, con su nueva pareja.

Un estudio revela que en Suecia, las parejas de varones homosexuales se divorcian un 50% más que los matrimonios formados por una mujer y un hombre (que de por sí es muy alta, un 53%). Las parejas de mujeres homosexuales superan esa media en un 167%. La presencia de niños en el hogar no altera las tasas de divorcio homosexual. Holanda, el país pionero en legalizar el matrimonio homosexual, también tiene la primicia de ser el país donde más divorcios hay en esa nueva clase de matrimonio. En el año 2004 se casaron 1210 parejas homosexuales y se declaró el divorcio de 62 parejas. En el año 2006 el número de divorcios homosexuales ascendió a 119 (se duplicó) y el número de matrimonios fue de 1212.

Conocer estos datos estadísticos nos lleva a la conclusión que se trata de una minoría, pero en franco crecimiento, dado la aceptación social y la promoción de este tipo de comportamiento a nivel de los medios masivos de comunicación; y aunque nos sumamos al avance de los derechos personales, no aceptar el comportamiento homosexual como moralmente bueno, no es homofobia, es disensión pluralista. La tolerancia debe ser en ambos sentidos. Nos preocupa que a medida que pasa el tiempo, no podamos expresar nuestra opinión, sin ser tildados de manera negativa. Es para pensar, ¿correrá riesgo nuestra libertad de expresión?