David y Jonatán, ¿eran homosexuales?

David y Jonatán, ¿eran homosexuales?

Los grupos que se definen a sí mismos como ‘cristianos homosexuales’ intentan encontrar ejemplos de relaciones homosexuales en David y Jonatán, Rut y Noemí, Daniel y el jefe de los eunucos, el centurión y su siervo y, finalmente, entre Jesús y su discípulo Juan.

En 1º Samuel 18:1-4, y más específicamente en 2º Samuel 1:26, se habla del amor entre David y Jonatán: “Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres”. (Véase 1º Samuel 19:1; 20:17,41). Mencionando estos textos bíblicos dicen que David y Jonatán eran homosexuales y que había entre ellos una profunda relación emocional y sexual. Damy Ferreira hace un análisis y expresa:

1. Si hubiesen sido homosexuales, se trataría de un tipo bien extraño de bisexualidad. Sabemos que Jonatán era casado: 1º Crónicas 8:34; 2º Samuel 9. David, a su vez, no solamente era casado sino, que además, era muy aficionado a las mujeres y tuvo muchas esposas (1º Samuel 18:20-30; 2º Samuel 3:2-5; 5:13; 1º Reyes 1:1-4). Por esto mismo cometió un grave pecado de adulterio con Betsabé (2º Samuel 11:1-27). No puede sostenerse que hombres así fueran homosexuales.

2. La hermana de Jonatán, Mical, fue dada a David en matrimonio (1º Samuel 18:20-30). Nunca se percibe celos por parte de Jonatán. De haber existido un amor homosexual entre ellos, ciertamente habrían existido celos.

3. El texto de 2º Samuel 1:26 nos dice que el amor de ellos era como el de las mujeres, no en el sentido de ser de la misma naturaleza, sino de ser aún más profundo que el amor de las mujeres. El texto es poético y está en versos. “¡Cómo lloro por ti, Jonatán, hermano mío! ¡Oh, cuánto te amaba! Tu amor por mí fue profundo, ¡más profundo que el amor de las mujeres!”, (NTV). Vemos que en el pasaje, David trata a Jonatán de ‘hermano’. La aplicación para una relación homosexual no cabe aquí.

4. Entre árabes, judíos, rusos y otros pueblos orientales, los hombres acostumbran besarse cuando se encuentran. Son pueblos sentimentales, y eso forma parte de su cultura, sin que esto implique un motivo sexual.

5. De acuerdo con las leyes de Moisés (Levítico 20:13), si un hombre tenía relación sexual con otro hombre, ambos debían morir. Si eso hubiera pasado entre Jonatán y David, el pueblo ciertamente lo hubiera sabido. Sin embargo, nunca hubo ni siquiera sospechas de que el amor entre David y Jonatán fuera un amor sexual.
6. David, un hombre conforme al corazón de Dios, siempre fue reprendido por el Señor cuando pecó. Por ejemplo, no le fue permitido construir el templo porque había derramado mucha sangre (1º Crónicas 22:8). También fue amonestado por el pecado con Betsabé (2º Samuel 12). Nunca, sin embargo, encontramos una reprimenda a David por la ‘supuesta’ homosexualidad. Si David hubiese incurrido en ese pecado, inevitablemente Dios lo hubiese reprendido.

7. Finalmente, debe entenderse que la amistad entre David y Jonatán surgió del espíritu guerrero que caracterizaba a ambos. Jonatán era un valiente soldado como se puede notar, principalmente, en la lectura de 1º Samuel 14. Esta amistad se inicia cuando David derrota al gigante Goliat (1º Samuel 17:48-58; 18:1-19). La verdad es que ellos se amaban como dos hermanos.

NOTA: Por todo lo dicho, sólo puede existir homosexualidad en esta amistad para quien ya tiene la cabeza inclinada hacia la homosexualidad y quiere torcer las Escrituras para su propia perdición, como muy bien lo declara el apóstol Pedro, en 2º Pedro 3:16.