Conociendo la transexualidad.

Conociendo la transexualidad.

Se define como transexual a la persona que ha nacido, desde el punto de vista orgánico o físico, absolutamente normal, pero que desde temprana edad tiene la convicción de pertenecer al otro sexo. Cree que ha habido un error en el cuerpo asignado. Característicamente, presenta un repudio constante, absoluto y angustiante a sus propios caracteres sexuales. Se lo conoce con otros nombres, como Disforia de género o Síndrome de Harry Benjamín.

La causa es desconocida. Diversas teorías tratan de explicar el origen de la transexualidad, pero hasta el momento nada ha sido comprobado. Se ha aceptado que la interacción de factores genéticos, de desarrollo cerebral, de la acción de hormonas y de factores ambientales como familia, tipo de crianza, experiencias tempranas, etc., pueden contribuir a su génesis.

Lo que llama la atención es la gran cantidad de hombres que quieren ser mujeres, pero no ocurre lo mismo con las mujeres. Sólo una baja proporción de los transexuales son mujeres que desean convertirse en hombres. ¿Por qué? Se han propuesto varias explicaciones. Una interpretación psicodinámica es que todos los niños se identifican al principio con la madre, que es la persona más importante en su vida. Las niñas tienen la sencilla tarea de continuar esta identificación, pero los niños tienen la ardua labor de abandonarla y de identificarse con el padre. Algunos niños no hacen este cambio y continúan con una identidad sexual femenina.55

No debe ser confundida la transexualidad con el travestismo. Como ya hemos mencionado, la persona que se traviste no quiere ser del otro sexo, pero disfruta vistiéndose con ropas que pertenecen al otro sexo.
En relación a la transexualidad, varios países permiten el cambio de documentación, e incluso, el estado costea los gastos para la cirugía de cambio de sexo. Socialmente se está reconociendo que es posible construir una identidad sexual diferente a la asignada con el nacimiento.

Este cambio sexual se traduce en un cambio social que afecta a la iglesia. ¿Cómo abordar la temática? ¿Cómo tratar a las personas travestis y transexuales?

Debemos aprender a relacionarnos positivamente con las personas transgénero (travestis, transexuales, intersexuales) para presentarles a Cristo. Ellas, al igual que el resto de la humanidad, son objeto del amor de Dios y necesitan ser evangelizadas. En los próximos artículos daremos pautas para entender y ayudar a las personas transgénero.