La virginidad

Se define como virgen a la persona que nunca ha tenido relaciones sexuales, ni orales, vaginales o anales. Esta definición es aplicable tanto para varones, como para mujeres.

¿Cómo se puede saber si una mujer es virgen?

Se cree que la virginidad en la mujer se asocia a una membranita llamada himen. Versa el dicho popular que el himen se rompe en la primera relación sexual. Eso es totalmente falso. La presencia del himen no indica virginidad. Algunas mujeres nacen sin himen, otras lo rompen por actividades no sexuales y, otras, lo conservan indemne aún después de una relación sexual. “Que la rotura de una membrana del cuerpo comporte tanta tontería, todavía hoy en día, es algo que no deja de sorprender, sobre todo si tenemos en cuenta que el himen puede romperse accidentalmente de mil maneras y porque, y este es el gran quid de la cuestión, la pureza y la inocencia sexual pueden mancillarse de otras tantas formas, no necesariamente o exclusivamente por vía vaginal”.

Concluimos diciendo que la presencia del himen no es prueba de virginidad y que su ausencia no es prueba de que la mujer haya tenido relaciones sexuales.

¿Cómo se puede saber si un hombre es virgen?

La única manera es preguntándole. No se puede probar la virginidad masculina ni la femenina. Proverbios 30:18-19 dice: “Hay tres, y hasta cuatro cosas que me parecen increíbles y que no alcanzo a comprender: cómo saber que un águila ha pasado por el cielo; cómo saber que una serpiente ha pasado por una roca; cómo saber que un barco ha pasado por el mar; y cómo saber que un hombre se ha acostado con una mujer” (TLA).

Algunas parejas suponen que mantienen la virginidad si tienen sexo oral o anal, creen erróneamente que el sexo vaginal sólo comporta la pérdida de la virginidad. ¡Mentira! El sexo oral y el anal son relaciones sexuales. De ahí que, si una persona ha tenido sólo sexo oral o anal y no sexo vaginal, igual se la considera sexualmente activa. ¿Lo sabías?